lunes, 8 de julio de 2019

SR EUSKAL HERRIA

 Empieza la aventura
 Solo salir y a subir puertos








El municipio de Gabiria está situado en la parte central de la provincia de Gipuzkoa y pertenece a la comarca del Goierri. Limita al Norte con Zumárrag


Azkoitia es una localidad situada al amparo de la cordillera del Izarraitz. Fue fundada en 1324 con el nombre de San Martin de Iraurgi. En la actualidad tiene 11.000 habitantes.
El municipio cuenta con un importante conjunto monumental en su centro histórico que en el año 2005 fue declarado Patrimonio Cultural por el Gobierno Vasco. Este conjunto está formado, entre otros, por los palacios Intsausti y Floreaga, las casas-torre de Idiakez, Etxe Beltza y Balda, y la parroquie de Santa María la Real. Esta última alberga el último órgano romántico fabricado por Aristide Cavaillé-Coll en 1898.


Santuario de Arrate 

Dice la leyenda que la Virgen se apareció a un pastor, y que la Virgen quería levantar un templo en dicho lugar; que la Virgen transportaba las piedras hasta allí todas las noches desde Azitain. Dicen también que la Virgen subió en tres pasos desde Azitain, y que desde su colina protege a los marinos. Prueba de ello es la réplica de un barco que cuelga del techo, (del que, según la leyenda popular, provienen todos los eibarreses). 






La playa de Laida pertenece al municipio vizcaíno de Ibarrangelu y está ubicada en la
 Reserva de la Biosfera de Urdaibai.
Con casi un kilómetro de arena fina y dorada, es la playa más grande de la ría de Mundaka,
 y ofrece la posibilidad de realizar multitud de actividades deportivas: Windsurf, piragüismo, vela...
Pero, sin duda, la práctica del surf merece especial mención, ya que enfrente de la playa se encuentra
la prestigiosa ola de Mundaka.
Surfistas procedentes de muchos lugares del mundo acuden hasta este lugar a coger olas con su tabla.


Bañada por el mar Cantábrico, Zarautz está situada en la comarca de Urola Kosta. Su extensa playa, flanqueada por los acantilados de Santa Bárbara y Mollarri, se extiende a lo largo de 2.500 metros y está rodeada por un animado paseo marítimo, repleto de terrazas y cafeterías. La inconfundible imagen de los toldos de colorines y su fina arena dorada la convierten en uno de los arenales más bonitos de la costa vasca.

sábado, 1 de septiembre de 2018

Radial Madrid-Roncesvalles-Madrid

Algete

Ya llevábamos varios meses preparando la ruta de Roncesvalles y al final nos decidimos a realizarla.
Allí estaba Emilio en la puerta del polideportivo de Algete para darnos la salida y  un abrazo. Nos fuimos para afrontar el reto, ya que Francis jamás había realizado tantos km.
Nuestra primera parada fue en Cogolludo, con el bar cerrado por vacaciones, pero han abierto un chino y allí compramos los bocatas y directos a por el primer control.
En Atienza un cafetín en el bar de toda la vida, sello y a continuar, cuando salimos estaban poniendo unos carteles que avisaban que el sábado por la tarde se cerraba la carretera por el triatlón de Palmaces, así que teníamos que tener cuidado para la vuelta.
Paramos a comer en Almazan donde las brevet y salida para Castejón del Ebro que teníamos la primera parada.
Desde Almazan hasta Castejón no me podía hacer la idea del tráfico de camiones que nos encontramos, algo exagerado pero es lo que hay.
Salimos sobre las 6 de la mañana, primera parada para hacer la foto en el control de Caparroso y  para Roncesvalles, desde que se sale de Tafalla es todo subida suave pero no dejas de subir, antes de llegar,  ya Francis iba con el piloto rojo,  su espalda ya le estaba molestando pero continuaba, una vez sellado en Roncesvalles (por cierto todo carísimo) y eso que ponía menú del peregrino decidimos bajar a unos 5 km que vimos un bar a comer.
Cuando salimos camino de Pamplona, ya Francis iba cada vez peor y decidimos que en Puente la Reina se quedaba y llamábamos a Carlos para que viniera a por él, una vez que él se quedo yo continúe hacia Arnedo  y allí dormí.
Al día siguiente fue todo del tirón: Villa del rio, Berlanga y a tomar un bocata en Atienza, esta vez subí a la plaza ya que tenía poco tiempo y me cerraban la carretera y quería llegar de día, según iba pasando ya estaban poniendo los conos pero me libre, cafecito en Jadraque y ya solo me quedaba llegar, como es territorio conocido no tuve mayor problema sello en Algete y dos tercio en el bar de la piscina.
PD: Agradecer a Francis su compañía, a Carlos porque siempre esta hay y a Rafa por la creación de estas radiales y los track perfectos ni un solo error.








En ninguna tienda había nada frio, menos mal que siempre hay un chino que tiene de todo.






Navarra




Soria

El Bar de Galina

domingo, 3 de junio de 2018

Camino del Cid ( Anillo Gallocanta )


Argumento: tras las huellas del Cid

Este pequeño pero intenso anillo comienza en Daroca. Sabemos que el Cid histórico acampó
durante varios días
en esta ciudad en 1090, y que allí firmó un acuerdo con el conde catalán Berenguer Ramón II,
a quien había derrotado poco antes en el Maestrazgo. El Cantar de mío Cid, a su vez, también
se refiere a Daroca y afirma,
con poco fundamento histórico, que la ciudad tributaba al Campeador, quien había sojuzgado
con sus hombres toda la zona. Para imponer su ley, el Cid, siempre según el Cantar,
estableció varios campamentos desde los que lanzaba sus algaras. Uno de ellos, el más conocido,
lo situó en el Poyo del Cid (Teruel). El otro, en Allucant. No se sabe con exactitud donde se
encuentra este lugar, aunque algunos estudiosos opinan que se trata de Gallocanta,
población que era conocida como Allucant en el siglo XIII. Esta posibilidad nos abre las puertas
a una ruta circular muy atractiva y de gran valor histórico y ecológico, ideal para un fin de semana. 


El Boss

Karlitos



El viaje: qué vas a encontrar

Se trata de un anillo muy interesante desde el punto de vista natural. La laguna de Gallocanta
es un impresionante sistema lagunar jalonado de pequeños pueblecitos. Es una de las lagunas
saladas más extensas de Europa Occidental y posee una gran diversidad biológica.
Este ecosistema acoge cada invierno a miles de grullas y otras aves migratorias que se detienen
aquí en sus viajes entre el norte de Europa y África. Se trata de un espectáculo natural de
primer orden que, junto al buen número de aves acuáticas, esteparias y rapaces que alberga
(más de doscientas especies), convierten a Gallocanta en uno de los paraísos ornitológicos de Europa.





 La historia de esta zona es muy interesante: los asentamientos humanos documentados en la
zona se remontan a unos 4.000 años. La zona es fértil, las aguas de la laguna tienen concentraciones salinas superiores a las del mar, por lo que hubo desde la antigüedad explotaciones de sal y también mineras, de hierro, que requerían una gran cantidad de leña, lo que provocaría la deforestación del territorio y la irrupción de los cultivos y zonas de pasto. Se trata de una tierra rica protegida por sierras con dos pasos naturales importantes hacia el valle del Jiloca y Molina de Aragón. Las poblaciones, desde la antigüedad, estaban fuertemente defendidas; esto explica la densidad de castillos existentes: Santed, Gallocanta (apenas vestigios), Berrueco, Tornos... La mayor parte son de origen medieval pero se asientan sobre restos más antiguos. También hay interesantes yacimientos celtíberos, como el de El Castellar, que se encuentra a 1 km pasado Berrueco en dirección a Tornos.







 El regreso, coincidente en el último tramo, nos devuelve a Daroca. Esta ciudad monumental fue fundada por árabes yemeníes en el siglo VIII. Tras cruzar sus imponentes murallas, el viajero se siente trasladado a otra época. Daroca posee un rico y variado patrimonio artístico tan extenso como su historia. Para conocer sus secretos lo mejor es callejear y perderse por sus pasadizos, patios y rincones. El pasado islámico también se deja notar en su gastronomía, y especialmente en su repostería, donde sobresalen las trenzas mudéjares o las almojábanas.





Hasta el próximo viaje.

SR EUSKAL HERRIA

 Empieza la aventura  Solo salir y a subir puertos El municipio de Gabiria está situado en la parte centra...